Diciembre ya está aquí y con él las fiestas navideñas. Como cada año, muchas personas compran árboles naturales para adornar sus casas, pero lamentablemente la gran mayoría los transporta de la manera incorrecta, corriendo el peligro de ocasionar daños a tu auto, o pero aún, a terceros. Es importante transportar bien nuestro árbol de Navidad para evitar percances que pueden ser muy graves, o incluso, daños a nuestro propio auto que en ocaciones ni siquiera notamos.

 

La mayoría de la gente pone el árbol en el techo del auto como puede, y así se lo lleva a su casa. El problema de simplemente ponerlo en el techo y amarrarlo con una cuerda utilizando las puertas como “soporte” es que se pueden dañar los sellos de las puertas, sin mencionar que seguramente estás rayando la pintura del techo de tu auto. Hay gente que lo mete en la cajuela aunque no quepa y “asegura” la cajuela también con una cuerda, pero en esos casos el árbol viene suelto. En estas instancias el árbol no está bien asegurado y es un factor de riesgo extra en caso de tener un accidente, sin mencionar que en cualquier momento se puede caer y causar un percance mayor a otros conductores.

Las recomendaciones para transportar nuestro árbol de navidad de manera segura son muy simples. La primera es que si lo vamos a poner en el techo es necesario tener un rack para cargar maletas. En este tipo de estructuras el árbol se puede asegurar de manera eficiente sin dañar el techo del auto. Los racks para maletas están hechos para soportar el peso extra y tienen múltiples puntos para asegurar la carga. También se recomienda utilizar amarres de nylon ya que tienen mayor resistencia y ayudarán a mantener el árbol en su lugar en caso de tener un accidente.

Otra recomendación es utilizar un SUV o pick-up en donde el árbol quepa. Si utilizamos un SUV de igual manera es importante asegurarlo con los puntos de anclaje que hay en la zona de carga par evitar lo más posible que se mueva. En una pick-up es más fácil ya que su propósito es cargar cosas, y un árbol de navidad no deberá ser mayor problema, siempre y cuando quepa en la caja de carga. En ambos casos se recomienda utilizar un plástico o una cobija vieja debajo del árbol para que no raye la pintura ni se llene la camioneta de hojas que limpiar cuesta más trabajo de lo que creemos.

Se recomienda comprarlo en un lugar lo más cercano posible a nuestra casa, así el recorrido que haremos con él es menor y minimizamos el riesgo que implica llevar un objeto extraño del tamaño de un árbol en el auto. Si lo vamos a llevar en el techo, recuerden que siempre esté apuntando hacia el frente, puede no parecer mucho, pero eso ayudará a que el consumo de combustible no suba tanto.

Si no tenemos cómo transportar nuestro árbol de manera segura, muchas veces es mejor pagar para que alguien más lo lleve a nuestra casa. Puede parecer un gasto innecesario para muchos, pero cualquiera que haya tenido un percance ocasionado por llevar su árbol de navidad mal asegurado podrá decirles que es la mejor decisión que pueden tomar.